Destacado

¡Nueva!

518F8PPNZJL._SY346_

@KindleUnlimiEsp

UN CIENTÍFICO DESCUBRE LA MANERA DE FRENAR LOS SÍNTOMAS DEL ENVEJECIMIENTO Y LO COMUNICA EN UNA REUNIÓN CON AUTORIDADES.

PERO TODOS QUIEREN LA EXCLUSIVIDAD Y ÉL PRETENDE QUE SEA PARA TODOS POR IGUAL.

ESO LE TRAERÁ TANTOS PROBLEMAS QUE DESEARÁ NO HABER HECHO EL DESCUBRIMIENTO.

ACCIÓN PERMANENTE, SECUESTROS, MUERTES Y MISTERIOS.

UNA NOVELA ENTRETENIDA Y CON MUCHA ACCIÓN.

amazon luis nelson rodriguez custodio

MUCHAS GRACIAS.

 

 

Destacado

Y OTRO MÁS…

51GWZrsBG-L._SY346_

KindleUnlimiEsp

UNA INVASIÓN A LA TIERRA MUY PARTICULAR.

TRATARÁN DE FRENAR LA ROTACIÓN , CAUSANDO DESASTRES NATURALES QUE CASI TERMINARÁN CON LA RAZA HUMANA.

 PERO UN ASTRÓNOMO VERÁ LA VERDAD.   AVENTURAS Y ACCIÓN PERMANENTES.

¿QUIÉNES SON LOS INVASORES? A SOLO TRES DÓLARES EN amazon luis nelson rodriguez custodio (EN OTROS PAÍSES PUEDE VARIAR LA DIRECCIÓN)

Destacado

Promoción

followed-blog-200-2x

@KindleUnlimiEsp

¡HOLA!  COMO COMENTARIO AL MARGEN LES COMUNICO QUE CON ESTE LIBRO HUBO UN PROBLEMA.

UN LECTOR LO PIDIÓ, Y SEGÚN EL COMENTARIO QUE DEJÓ EN AMAZON .ES, NO LO PUDO LEER Y DEJÓ UNA ESTRELLA

CONSULTÉ A LA EMPRESA Y ME COMENTARON QUE SE LEE BIEN, Y QUE FUNCIONABA MAL EL APARATO LECTOR DEL CLIENTE.

NO OBSTANTE ESTO HABLARON DE SACAR LA ESTRELLA , PERO NO LO HICIERON.

CREO QUE ES UN BUEN LIBRO, PERO ESA ESTRELLA LO CONDENA.

POR LO TANTO LES PIDO COMO FAVOR ESPECIAL QUE ALGUIEN LO LEYERA Y LE PUSIERA LAS ESTRELLAS Y/O COMENTARIO QUE CREE QUE SE MERECE .

MUCHAS GRACIAS  POR LA MOLESTIA Y ETERNAMENTE AGRADECIDO.

ESTÁ EN AMAZON LUIS NELSON RODRIGUEZ CUSTODIO. 

                                COMENTARIO CINCO ESTRELLAS

“A LOS LECTORES QUE LES GUSTEN LAS AVENTURAS, DISFRUTARÁN MUCHO CON ESTA NOVELA.

ES TREPIDANTE, LLENA DE AVENTURAS POR SITOS MISTERIOSOS BIEN DESCRITOS, SINTIENDO QUE ESTÁS DENTRO DE ESTOS ESCENARIOS MARAVILLOSOS Y REALES.

LOS PERSONAJES ESTÁN BIEN CONSTRUIDOS, SIENDO TOTALMENTE CREÍBLES.

SI QUIERES DISFRUTAR DE UN BUEN RATO DE AVENTURAS, AMOR, EMOCIÓN, ÉSTE ES TU LIBRO”.

                                                                     MARÍA  ELFICAROSA.

DE NUEVO MUCHAS GRACIAS.

Destacado

OFERTA

51ymlpkdwl

@KindleUlimiEsp

 Calificado doblemente con cuatro estrellas en http://www.amazon.es (luis nelson rodriguez custodio).

Dejo dos comentarios de lectores que aparecen abajo, en la página:

“Se trata de un relato que se lee en un suspiro, que avanza a través de los diálogos de un puñado de personajes y que, aun reflejando una fracción de lo que podría suponer de alcanzar un mayor número de páginas, resulta una lectura entretenida”.

………………………………………………………………………………………………

“Original y con un agridulce final sorprendente. 

Algún día podría ser la idea  origen para una estupenda serie de televisión”.

……………………………………………………………………………………………..

“Un mundo más allá…”

en amazon luis nelson rodriguez

 

 

.

Destacado

LAS DESVENTURAS DE PEDRO. EL DETECTIVE. AUTOR: LUIS NELSON RODRÍGUEZ CUSTODIO

POESÍA JAPONESA DE ELFICAROSA. PÁGINA WEB PROTEGIDA, TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. Código Safe Creative: #1608052119818

51yz-9iafbl

He tenido el placer de leer el libro de literatoluisrodriguez y sinceramente me ha dejado una sonrisa de satisfacción al terminarlo.

Los personajes bien definidos hacen que te identifiques con ellos y te rías con sus venturas y desventuras.

Tanto la narración, como los lugares donde transcurre la acción están perfectamente descritos, por lo que su lectura resulta fácil de seguir. 

El libro me parece ingenioso, lleno de gags verdaderamente divertidos. Muy recomendable para todo el que tenga un buen sentido del humor y que le guste una buena novela.
Un regalo genial para el día de los Reyes.

SINOPSIS

UN JARDINERO MUY ORGULLOSO HACE UN CURSO DE DETECTIVE  POR CORRESPONDENCIA. Y SIN TENER NINGUNA EXPERIENCIA ABRE UNA AGENCIA DE DETECTIVES. LO AYUDAN UNA PROSTITUTA Y UN BORRACHO AL QUE LE DICEN “BODEGA”.SE VERÁN ENVUELTOS EN NUMEROSOS PROBLEMAS QUE HARÁN REÍR AL LECTOR DURANTE TODA LA NOVELA, Y EXPONDRÁN AL INVESTIGADOR…

Ver la entrada original 40 palabras más

No te “comas” las pastillas

 

541ae576d8fb02323328b484a745589d

 

Cuando te enseñan a escribir te dicen que utilices las comas para respirar entre palabras. Pero esto no es realmente exacto.
Recapitulemos:
Las más sencillas son las enumerativas:
“Tienes que ponerte camisa, corbata, pantalón y zapatos negros”.
Observemos que la última, en vez de coma lleva “y”.
Nunca debes separar el sujeto del verbo: “Claudia, corrió rápido” está mal; lo correcto es:
“Claudia corrió rápido”.
La excepción es la aposición explicativa:
“Pablo, el más alto, fue el que lo hizo”. “Romeo, el presidente, dio la orden”.
Las interjecciones:
“Hola, ¿ya regresó mi señora?”
El vocativo:
“Pedro, pásame el frasco”. “Dale, Daniel, anímate”.
Los conectores:
“Sin embargo, no era Pedro, era María”.
Las conjunciones adversativas: aunque, más, pero, sino; siempre que la segunda parte tenga un verbo:
“Fuimos a ver el mar, pero llovió”.
“Es linda pero mala”.(es adjetivo, por lo tanto no va coma).
Las condicionales y concesivas:
“Si vamos a comer, terminaremos llenos”.
Por último no se olviden de que la coma va pegada a la palabra que la precede y hay que dejar un espacio antes de la siguiente palabra. Y no es necesario aprenderse de memoria esa terminología difícil.  Alcanza con tener una idea del concepto.
Muchas gracias.
……………………………………………………………..
LUIS RODRÍGUEZ.

Pastillas para dialogar

8b03c2a66d68b703b0059359e6a5feb7

Soy consiente de que ya hablamos de diálogos, pero vamos a repasar y ampliar el contenido, ya que hay muchos  que prescinden de ellos.

Lo primero que hay que recordar es que la raya va pegada a la primera letra sin dejar ningún espacio.

Ten en cuenta que el vocabulario de las personas va de acuerdo a su condición social. Un médico no habla igual a un cuidador de autos (por ejemplo).

Cuándo son dos personas no es necesario acotar (explicar quien habla) cada vez que cambie el interlocutor. Aunque si es un diálogo algo largo conviene recordar al lector quién está hablando cada tanto.

Ten en cuenta que la gente hace algo mientras dialoga y eso le da más fluidez y menos rutina. “Juan miró hacia el suelo cuando le dijo…

Los diálogos nos aportan información, como la relación de los personajes, sus estados de ánimo etc.

Además hacen que la historia sea más amena, ya que al  lector le parece estar oyendo la conversación.

Por último no te olvides de la puntuación después de las rayas. Como ejemplo:

__¡Es la última vez que me haces eso! __dijo Andrea, muy enojada__. La próxima vez te dejo plantado.

Como ven, la primera raya va pegada al signo (aunque en ese caso la computadora marque error).

Luego de la primera frase va la raya separada y pegada a la acotación al principio y al final. luego de ella, no antes, va el punto. No importa que el signo ya lo tenga.

Pero si la frase termina en la acotación y habla él, va solo punto. Ejemplo:

__¡Es la última ves que me haces eso! __dijo Andrea, muy enojada.

__Está bien. Te prometo portarme como un santo.

Como siempre dejamos en lo básico para no entreverar, pero hay muchas más variantes.

Claro que éstas son las principales.

¡Buena escritura!

……………………………………………………………………

LUIS RODRÍGUEZ.

 

Aclaración

511ij8ONVPL._SY346_

Estoy indignado.

Esto no es literatura sino denuncia. MARÍAMIEL, al parecer por sus prejuicios religiosos, defenestró al máximo mi novela “El pergamino perdido” ya que hacía ver, sin tocar el honor de la Iglesia católica, los errores de interpretación de la Biblia.

Dice que no me había documentado, cosa que es mentira. Al parecer no quiere que duden de la tradición y la sigan a ciegas.

Pueden ver gratis los primeros capítulos en cualquier momento y sacar sus propias conclusiones,

O si quieren tener un panorama más amplio, leerla entera.

Si su juicio es que es mala la saco de circulación.

Por mi parte pienso que revela muchas cosas.

Lo dejo a su criterio.

Muchas gracias por la atención.

…………………………………………………………………………………………

LUIS RODRÍGUEZ.

 

La trampa del monte

d1b38b9b5da3f70e058eb46e5dafc245

El hombre se internó en el monte sufriendo el hacha sobre su hombro.

No era leñador, Pero el frío lo convenció de serlo. Además de su mujer, claro, que le reclamaba leña para la estufa.

Por eso, un poco a regañadientes, se encontraba en aquél lugar, situado a unos cuatrocientos metros del rancho, y rodeado de desafiantes árboles.

Eligió uno, no demasiado grueso, y comenzó su sacrificada tarea.

Ésta le llevó mucho más tiempo del que esperaba, ya que el obstinado filo se trancaba en el tronco, que resultó mucho más duro de lo que parecía.

Finalmente, cubierto de sudor y con las manos doloridas y sangrantes, vio como el árbol se inclinaba lentamente, en majestuosa reverencia hacia su trabajo.

Se apartó de la trayectoria del tronco, que vengativo intentaba aplastarlo.

Pero no contó con sus ramas. Una de ellas, un poco más larga, cual tentáculo de un gran monstruo, llegó a él.

Sintió su “caricia” como un fuerte ardor en el costado derecho. Instintivamente llevó la mano a ese lugar y la miró, con gran horror, toda teñida de rojo.

Algo tibio se extendía por su cuerpo y se comenzó a sentir más débil.

Un escalofrío recorrió su cuerpo cuando descubrió que sangraba abundantemente.

Instantes después llegó el dolor, frío, implacable, que le hizo doblarse, apretando la herida cubierta con jirones de camisa, con las dos manos.

A tropezones se encaminó hacia la casa (¡quedaba tan lejos!).

Para colmo estaba llegando la noche y algunos gritos de animales lejanos le parecieron burlas.

Los árboles, ¡esos malditos enemigos!, se cerraban a su paso, dificultándole el avance.

No obstante siguió, cayó dos o tres veces dejando un reguero de sangre, pero siguió tercamente. ¡Ni pensar en morir en ese monte!

Al fin, ya casi sin fuerzas vio la casa. Pensó en gritar, pero ya no le quedaban energías para eso. El aire le faltaba y el obstinado dolor no cedía.

Apenas pudo llegar hasta la puerta. Antes de abrir miró hacia atrás, al espeso monte que casi lo atrapa.

_Te derroté -pensó complacido.

Aquellos árboles, minutos antes sus enemigos, se le antojaban ahora como seres inocentes que no querían morir.

¡Igual qué yo! -comparó, trocándolos de enemigos a víctimas.

Arriba unos pájaros, con el telón de fondo de blanquísimos algodones, jugaban el último juego del día, ajenos al drama.

Empujó la puerta sintiendo un contradictorio sentimiento de victoria y amargura.

¡Marta! -gritó-. pero en vez de un grito fue un susurro-. ¡Estoy lastimado!

La mujer llegó, atraída más por el portazo que por el llamado, y al ver a su marido en tal estado, corrió hacia él, alarmada.

_¿Qué te pasó? -fue la inevitable pregunta.

_La rama de…un árbol -dijo entre jadeos- Pero a mí no me mata… una simple rama.

_¡Siéntate! -suplicó ella, angustiada-. Voy a traer algo con que curarte.

La señora se encaminó hacia el botiquín del baño y él se quedó solo por unos momentos.

_¡Qué macana -pensó- Cuando me cure voy a ir al pueblo a comprar leña. El monte no es para mí.

Sonrió por la ocurrencia y notó que se sentía un poco mejor. ¡El milagro del hogar!

De pronto un creciente dolor nació en su pecho…

_¿Qué me está…? -exclamó sorprendido.

Cayó hacia delante sin terminar la frase, tomándose del mantel y rompiendo el jarrón preferido de la señora.

Pero él nunca se enteraría.

………………………………………………………………………………………………..

LUIS NELSON RODRÍGUEZ.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pastillas de publicaciones

biblioteca-publica_2933594

Hoy vamos a hablar de algo distinto. Las desilusiones, engaños y gastos cuando quieres publicar tu obra.

Trataremos de explicar las diferentes alternativas que posees y los timos en que puedes caer. Por lo menos un resumen, de lo contrario sería muy largo.

Lo primero que se le ocurre a un aficionado es mandar su manuscrito a alguna editorial conocida, sin que estos le hubieran pedido nada.

Por supuesto que si no es un nombre reconocido (aunque no tenga nada que ver con la literatura) lo van a mandar al tacho de basura. Con un poco de suerte leerán dos o tres líneas, solo por curiosidad.

Pero ellos son consientes de que eso es un negocio. Desconocidos no venden y sería dinero tirado, aunque la obra sea buena.

En muchos casos esperas meses y ni se molestan en comunicar la negativa.

Luego de varios fracasos se puede encontrar por las redes alguna imprenta que acepte material corriendo con los gastos a medias.

Por supuesto son editoriales chicas y tratan de que tu compres tus propios libros para repartir entre amigos y familiares y así sacar algo de ganancia.

Además te pagan lo que quieran, ya que no tienes el control de ventas.

Hay algunas editoriales pequeñas (muy pocas) donde casi no sacas ganancias, ya que imprimen muy pocos ejemplares por su escaso presupuesto y se quedan con el 70% o 90%. Ahí cobras (con suerte) cada seis meses.

Y ojo con las que te prometen publicarte cualquier cosa por una pequeña suma.

Si te mandan un mensaje con faltas o imperfecciones desconfía inmediatamente.

Si no tienen a alguien que escriba correctamente es que son fantasmas que quieren quedarse con tu dinero y nunca van a imprimir nada.

Pero no todas son negativas. Si cuentas con muchísima suerte o tienes un conocido, puede que tengas su atención.

Y después nos quedan las autopublicaciones. Pueden ser Amazón (la más grande), Books Store, Googlie Play, Kobo, Lektu, Aple y otras.

Esas no te exigen nada más que cumplas sus reglamentos. Y la mayoría no te cobra.

Pero si no te haces una buena publicidad, no vendes nada.

Como vez es un panorama difícil y que tiene poco que ver con la calidad de la obra.

Bien dicen (exagerando) que ahora hay más escritores que lectores.

Que tengas mucha suerte.

…………………………………………………………………………………………………..

LUIS RODRÍGUEZ.

 

 

Amor y soledad

images (3)

Secundino Viera estaba solo.

Con sus setenta y ocho años a cuestas, lucía cansado, descuidado en su apariencia, con barba de varios días y ropas desgastadas.

Parado en la puerta de su ranchito de adobe, que cada día se convertía más en tapera, entre el pasto ganando terreno metro a metro , miraba sin mirar, con la vista fija en la verde lejanía.

Porque eso es lo que había, solo campo en derredor hasta donde llegaba su vista, rompiendo la monotonía algún árbol más alto que otro.

Una chispa de sol brilló en su mano derecha, delatando un viejo revólver 38 &, tan descuidado como su dueño.

Pensó en tiempos mejores…

……………………………………………………..

Corría el año 1928.

Secundino, joven veinteañero, se casaba con Anastasia Díaz, hija de un capataz de campo.

Tenía una pequeña chacra, perdida en la inmensidad de los campos de Tacuarembó.

Y hacia allí fueron, con un equipaje de esperanzas más grande que el de pertenencias.

Desde el principio sabían que no iba a ser fácil. Fueron años de lucha, recompensados por la simple alegría que da el amor. Eran compañeros y pareja, todo en uno.

Solo nubló sus corazones al enterarse por un médico, en una consulta casual, que no podrían tener hijos.

Regresaron en silencio, y aún no creyéndolo del todo, lo fueron asumiendo.

El tiempo pasó. Ella contrajo una afección cardíaca que empeoraba cada día más, hasta que una fatídica mañana ya no despertó.

……………………………………………………………….

De esto hacia apenas un mes. Treinta días de soledad.

Puso el revólver en su cabeza. Pensó en lo que dirían. Se imaginó los comentarios en el pueblo como:

_Estaba chocho. La vejez lo enloqueció.

Nadie hablaría de amor y soledad.

Apretó lentamente… Pensó:

_¡Voy contigo! Sintió como un golpe y un reflejo blanco y rojo inundó su mente.  Después fue la nada.

¡Había ido a su encuentro!

………………………………………………………………………………………………………………..

LUIS RODRÍGUEZ.