MIEDO

Se encontraba en aquel maléfico lugar, víctima de su propio destino.

Su corazón palpitaba fuertemente.

  Trataba de no reconocerlo, de no pensar, pero los nervios ganaban todo su cuerpo haciendo estragos. Tenía pánico al dolor, siempre lo había temido. Un miedo cerval, enquistado en sus genes.

  Miró a los demás buscando alguna clase de consuelo. El hombre situado frente suyo estaba serio, concentrado en sus pensamientos. Tendría unos cuarenta años y porte distinguido, enfundado en traje azul y corbata al tono.

  ¿Cuál sería su profesión? -se preguntó, tratando de distraer su mente.

  Hacia la izquierda se encontraba una mujer de imprecisa edad , tal vez más de cuarenta. No era bonita y estaba algo pasada de kilos, pero en su esmerado maquillaje y prolijo vestido, se adivinaba la imperiosa necesidad de parecer agradable.

¿Sufrirían cómo él?

 ¡Falta poco! Una nueva oleada de temor golpeó su mente y las manos le empezaron a temblar. Pensó en fugarse, tratar de poner distancia entre él y ese ente macabro representante del sufrimiento que pronto, ¡muy pronto! asomaría por aquella puerta.

  Transpiraba cada vez más por el temor y la tensión. No se sintió capaz de soportar semejante tortura. Comenzó a pararse lentamente, tratando de no llamar la atención.Si tenía suerte ganaría la puerta de calle en pocos segundos.

  Avanzó con infinito cuidado. Ya a centímetros del objetivo sintió el típico y terrible chasquido de una cerradura a sus espaldas.

  Todo su cuerpo tembló convulsivamente cuándo sintió la temida voz:

 _¿Quién sigue? -preguntó el dentista.

                        —————————————-

                                                                                  LUIS RODRÍGUEZ

Con este pequeño cuento les quiero demostrar como se consigue el suspenso en las situaciones más cotidianas.

Mantén al lector en vilo y siempre querrá saber el final.

                                                                                                                     GRACIAS.

Anuncios

Un comentario en “MIEDO

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s