BÚSQUEDA FRENÉTICA

Sintió hambre.

No sabía desde cuando ni por qué, pero sus sentidos le indicaban que necesitaba comer.

El pasado eran espesas tinieblas imposibles de disipar. Solo aquella angustiante urgencia llenaba todo su ser.

Recorrió durante un rato el inmenso lugar sin lograr su objetivo.

Paraba aquí y allá, poco para descansar, poco para curiosear,  distrayéndose así casi placenteramente, en mínimos detalles.

Pasados unos segundos comenzó a percibir un agradable aroma de comida que le hizo abrir aún más el apetito.

Se apuró en llegar a ese lugar  sin tomar grandes precauciones, con el embotamiento que da la inevitable satisfacción  de las necesidades básicas.

Empezó a comer con avidez, concentrada en su tarea.

Por eso es que apenas pudo ver lo que se venía sobre ella. Esa inmensa mole  que caía sobre su ser, encima de su frágil cuerpo.

Intentó escapar,evitar la tragedia, pero ya era tarde. Aquello le aplastó con fuerza irresistible. Vio un relámpago de luz roja y azul, sintiendo a la vez un dolor agudo y lacerante.

Todavía intentó escapar, siéndole imposible y provocándole más dolor.

La oscuridad se acrecentaba rápidamente, y por instinto presintió el fin de todo.

Escuchó en sus últimos destellos de vida, un fuerte grito que no entendió:

_¡Mamá, maté una mosca!

………………………………………………………………………….

LUIS RODRÍGUEZ.

Anuncios

5 comentarios en “BÚSQUEDA FRENÉTICA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s