El otro lado

agua

Siempre pensé en los espejos como un depósito de imágenes.

¿Adónde van éstas luego de reflejadas? La misma física nos dice que nada se pierde, todo es transforma.

Soy un convencido de que ellas se conservan dentro de la superficie bruñida, en el interior de esas aguas quietas, petrificadas en un fondo sin tiempo.

Me veo, y lo que observo no me gusta.Un anciano de unos setenta años, me mira  con gesto de desesperanza. (¿Soy yo mismo en realidad?). Me resisto a creerlo.

Antes era alto, pero el cruel e implacable Cronos a doblegado mi figura, otrora erguida y orgullosa, tornándola curva; mirando obligado esa tierra de la que tendré que partir muy pronto.

Muy delgado y lleno de arrugas, con el pelo blanco y escaso, como la pureza.

El cristal se estremece. Me veo niño. Mi universo es jugar, soñar a ser, no importa qué.

El tiempo crece junto conmigo. Ahora ya sufro. Por amor, luego por pérdidas irreparables, por enfermedades. ¡Tanto dolor duplicado! ¿Como encontrarle dimensión a lo amorfo?

Tratando de evadir el sufrimiento, gesto típicamente humano, miro por sobre mi hombro.

En un descascarado cuarto de cuatro por cuatro se ve una única cama.

Sobre ella un anciano inmóvil, en una eterna inmovilidad. Con barba de varios días, muy pálido y con una mano colgando hacia el suelo.

¿Soy yo realmente? Me repito la pregunta con incredulidad. Pero de a poco, muy lentamente, lo asumo.

Soy yo mismo. ¿Hasta cuándo quería durar?

Estoy entrando al espejo. Es el fin…

¿O el principio?.

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

LUIS RODRÍGUEZ.

Anuncios

22 comentarios en “       El otro lado

  1. El espejo tiene algo mágico, cuando nos miramos en él, vienen a nuestra cabeza lo que fuimos o lo que nos hubiera gustado ser. Me veo con aquel pelo corto que tanto me gustaba o con aquella melena que tanto le gustaba a él… Veo el tiempo que pasa y el que vendrá, surcos de vida que van marcando la piel.

    Le gusta a 2 personas

  2. ¡El espejo eres tú mismo, Luis! Eres tu “depósito de imágenes”. Con todos tus recuerdos y gran imaginación.
    Personalmente, quisiera poseer un espejo benevolente, misericordioso y mágico… Ya no me está agradando descubrir mi imagen en él, porque a menudo está siendo muy desconsiderado y descortés(¡jajaja!).
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  3. Muy bonita entrada. Desde el día que nacemos vamos muriendo cada día, pero no queremos aceptarlo. Creemos que seremos inmortales, pero la realidad es que no. El espejo es cruel, pero a la misma vez real, nos enseña como va cambiando este envoltorio que llamamos cuerpo y del que no queremos prescindir. Hay que ir aceptando la vejez, la enfermedad, el dolor y prepararse para la partida que es volver al origen.
    Lo importante creo yo, es mirarse en el espejo y ver siempre una sonrisa, aunque ya no tengamos belleza y juventud.
    Un cordial saludo

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s