Unas pastillas “de novela”

8b25bd9bb8ff0360968b69aebe37493d

Para escribir una novela hay que prepararse, investigar y mentalizarse.

Prepararse técnicamente, investigar sobre el asunto y tratar de no cometer errores (siempre habrá alguien que entienda del tema), además mentalizarse de que no va a ser fácil, al contrario, va a dar mucho trabajo.

Puede que tengas una muy buena idea con muchas variantes, pero a la página cincuenta (más o menos) te des cuenta de que ya pasó todo lo que tenías planeado y no sabes como hacer para no repetirte ni aburrir.

Para evitar eso tienes que planificar. Es decir: un principio que atraiga, parte media con varias ideas y final.

Pero solo esbozado, después lo puedes cambiar a tu gusto. Es como un cuadro, ese esqueleto es la base que te ayudará.

Cuida la forma de hablar de cada personaje. No hablan igual un hombre anciano, un niño o un doctor.

Trata de no repetir los nombres de los protagonistas. Hazlo solo para que se sepa quién habla en caso de ambigüedad.

__¿Cómo estás, Juan Manuel?

__Bien, María Romero.

__¿Y tu familia, Juan Manuel?

__Bien, María Romero.

Nadie repite nombre y apellido de la persona cada vez que le habla.

__¿Cómo estás, Juan?

__Bien, María.

__¿Y tu familia?

__La va llevando como puede.

También es conveniente mantener alguna intriga para la curiosidad del lector, obligándolo a que siga leyendo para enterarse:

“Ramón tenía un plan muy inteligente, pero no quería que nadie se enterara…”

O: “Juan se guardaba algo que nadie sabía.”

Crea giros argumentales para sorprender al lector con algo que no esperaba.

No hay novela más aburrida que aquella en que el que la lee ya sabe lo que va a pasar desde un principio.

Siempre piensa en el lector (aunque algunos recomienden lo contrario). Éste lee para entretenerse, no para aburrirse. Por lo tanto trata de que el argumento sea interesante y lleno de ideas sorprendentes y novedosas.

Que la historia esté clara y bien contada.

Esta lleva planteamiento, conflicto, puntos de giro, clímax y desenlace.

Y por último, y no menos importante, revisa buscando errores de ortografía, planteamiento, argumento sin incoherencias y palabras repetidas muy seguido, sobre todo en la misma página . No seas vago/a, después de tanto trabajo no querrás arruinar tu novela por pequeños defectos.

No te precipites  con el final por impaciencia en terminar, o que ya te estés aburriendo del tema.

Si cumples con esto, ya tendrás tu novela hecha.

Mucha suerte.

……………………………………………………………………………………..

LUIS NELSON RODRÍGUEZ.

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

13 comentarios en “Unas pastillas “de novela”

      1. Sí, ya he escrito dos novelas, pero ésta en especial la estaba escribiendo con mi amado (EPD) y la idea era de él y no me quiso decir el meollo del asunto, al que llevaba todo el inicio, de modo que tendría que cambiar algunas cosas y ya no sería de él, sino mía… en fin, muchas cosas a considerar (una muy larga historia, como para otras dos novelas).
        Abrazo de luz

        Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s