Las parejas de antes

7015fda59c0888cfd855bc30192ab015(1).jpg

Según contaban mis abuelos, ser novios en el siglo pasado era muy complicado.

La presentación del novio a los padres de su novia era muy formal. El pobre muchacho tenía que cuidar su aspecto al máximo. Traje, corbata y zapatos bien lustrados.

La primera y complicada pregunta era:

__¿Con qué cuenta usted para mantener a mi hija?

En un muchacho joven, que recién estaba iniciando su vida, era una interrogante algo difícil.

Después continuaban otras preguntas, como si tenía intenciones serias y algunas más complicadas.

Si resultaba aprobado (en la mayoría de los casos no lo era) se fijaban los días de visita; martes jueves y sábado de seis a ocho, en la mayoría de los casos.

Pero siempre dentro de la casa, en el zaguán, y si ella tenía un hermano chico lo hacían sentar en medio de la pareja.

Con el tiempo se les permitía ir al cine, pero siempre acompañados.

Contaba mi abuelo que una vez una hija suya estaba en el sillón con el galán y un hermano de diez años en el medio.

Pero hecha la ley hecha la trampa.

El chico le dio unas monedas al niño para que fuera a comprar caramelos. Entonces, cuando este salió aprovechó para besar a su hija, según se enterarían después sus padres.

Pero la trampa se descubrió al notar el padre un bulto en los pantalones de su hijo.

Se trataba de caramelos, y por supuesto que se le realizó un exhaustivo interrogatorio.

Cuando éste confesó no se libró de la paliza.

En cuanto al novio, nunca más pudo entrar a la casa por abusar de la confianza de la familia.

Esto es todo verdad.

Los tiempos han cambiado algo. ¿No les parece?

…………………………………………………………………………………………………………

LUIS RODRÍGUEZ.

 

 

16 comentarios en “Las parejas de antes

  1. Madre mía, sí que han cambiado, pobre chaval y pobre novio.
    Bueno, mi abuelo tuvo que rondar a mi abuela calle arriba, calle abajo, durante meses, hasta que le dieron permiso para hablar en la puerta un ratito con mi abuela, vigilados por un hermano, después pedir ser novio una odisea y luego salir a dar un paseo acompañado por los hermanos de ella, siempre tenían que ir con «carabina».
    Abrazos amigo Luis.

    Le gusta a 2 personas

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s