¡Intruso!

40ed384451b75f764f087dba3dbfbee2

Sintió ruidos afuera.

Inmediatamente apagó el televisor y se mantuvo escondido en un rincón y en silencio.

Golpearon la puerta. Con terror se dio cuenta de que tenía las cortinas corridas y que  podrían verle desde el exterior.

Se escondió lo mejor que pudo tras de un mueble. La casa era chica y no tenía donde ir.

Tampoco puerta trasera.

No podía meterse en el baño ni en el cuarto porque tal vez lo podrían ver.

Más aterrorizado aún, sintió que el extraño golpeaba más fuerte.

¡Si lo veía estaba perdido!

Todo su cuerpo temblaba. Solo tenía una oportunidad. Que el macabro ser pensara que no había nadie y se fuera.

Transpiraba profusamente por la tensión. Las gotas caían de su frente.

El malvado ser golpeó más fuerte aún. Parecía furioso.

Finalmente, luego de unos desesperantes minutos, el cobrador se fue.

—————————————————————————–

LUIS RODRÍGUEZ.

 

 

 

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s