Una efímera flor

rosa-glitter

 

Planté la semilla

y la flor fue asomando

lentamente…

Primero fue una insignificante

mota de color.

Luchando contra las adversidades.

Luego comenzó a abrir

muy despacio.

Con el paso de los días se convirtió

en una bella flor

abriendo sus pétalos.

Ella alumbraba mi vida.

Se trocó en mi alegría

y motivo de vida.

Pero como todo tiene su final

se comenzó a marchitar

cada día más.

Hasta que al final cayó,

muriendo lentamente.

Y me quedé sin nada

con las manos y el corazón vacío.

Así fue

nuestro amor.

…………………………………………………………….

LUIS RODRÍGUEZ.

 

10 comentarios en “Una efímera flor

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s