Sueños…

Desde que nacemos los sueños forman parte de nuestra vida.
Basta ver jugar a cualquier niño. Inmerso en un mundo de fantasía, construye y destruye universos a veces imposibles, sin importarle las leyes físicas.
Ya adolescente, mixtura aquella imaginación desbordante con un nuevo ingrediente que la racionaliza: la esperanza.
Y ésta no nos abandona jamás. Por más golpes que nos de la vida siempre haremos un espacio, aunque nos declaremos públicamente pesimistas, para un: «De repente más adelante».
Pero la felicidad siempre fue o será, nunca es. ¿Se trata de un espejismo?
Bienvenido sea, ya que es el combustible que nos impulsa hacia el futuro.
«Abortados los sueños se desangran en la realidad, y el conformismo los devora con cubiertos de ansiedad.»
…………………………
LUIS RODRÍGUEZ

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s