La princesa enamorada.

castle-1483681_1920

La princesa Clara se había enamorado

del príncipe guerrero de aquél lejano reino.

Y él, consagrado a las artes de lucha

veneraba a Marte, el dios de la guerra.

Pero ella, sufriente, convocó a Merlín

el mago de magos, protector de Arturo,

quien hábil al punto provocó el conjuro

de que amara a Clara con un arte oscuro.

El príncipe entonces descuidó sus planes.

La rubia princesa invadió su mente.

Y pensando en ella comenzó a perder batallas.

Sus soldados morían evitando su muerte.

No tardó la flecha en encontrar su pecho,

ya su corazón no estaba en la batalla.

No fue de la guerra, y menos de Clara.

El amor con trampas tiene triste cara.

………………………………………………………….

LUIS RODRÍGUEZ.

¡Atrapado!

vector-roaring-tiger

El enorme tigre se encontraba frente a Pablo.

Éste, observando aquella mirada feroz y amarilla, se sentía en total desventaja.

Esa enorme masa de músculos en tensión, las tremendas garras y el porte potente, orgulloso y agresivo del felino, lo hacían sentir indefenso.

Eran unos ciento cincuenta kilos de potencia para matar.

Se imaginó al animal atacándolo, desgarrando su carne; y se dio cuenta de que nada podría hacer.

La bestia rugió desafiante y Pablo sintió un estremecimiento.

El tigre avanzó lentamente, furioso, acortando la distancia entre ellos. Ya casi podía sentir su respiración…

Instintivamente el hombre dio un paso atrás.

Miró su reloj y comenzó a retroceder lentamente…muy lentamente, alejándose de la fiera.

Todavía faltaba media hora para que cerrara el zoológico.

………………………………………………………………………………………………………………………..

LUIS RODRÍGUEZ.

Origen

6b3bf586d438f21e8c0b1b98fa655f4a

 

El cosmonauta pisó la polvorienta superficie de aquel planeta muerto.

Una especie de caja, con pantalla de cristal líquido, que llevaba en su mano izquierda indicaba:

“Alerta. Intensa disgregación de núcleos atómicos de uranio”

Radiactividad -pensó-. Era de esperarse.

Si no fuera por mi traje aislado sería mortal.

Veamos –resolvió, apoyando una rodilla en tierra y depositando el cuadrado artefacto en el suelo, delante suyo.

Apretó uno de los botones situado en el frente de aquel aparato y la lectura del visor cambió inmediatamente. Ahora se leía:

“Examen de litosfera: Profundidad 120 kilómetros: Estéril e inorgánica. Hidrosfera inexistente”.

¡Basura de mundo! -meditó- Puro polvo inservible y nada de agua. Para colmo esa maldita radiactividad que todo lo mata. ¡Es el peor de los mundos que he visitado!

Lentamente trató de calmar su animosidad creciente. Era un explorador de la Federación Planetaria, cuyo centro se encontraba a cientos de Años Luz.

El aparato seguía marcando:

Oxígeno 5%, nitrógeno 94%, sin rastros de vapor de agua, ausencia de anhídrido carbónico, vestigios de argón, criptón, neón…

Apartó la vista de la extensa lista al ver que ésta confirmaba una atmósfera irrespirable, muy tenue.

Miró en derredor…

Hasta donde abarcaba la vista solo veía polvo y desolación. En ese lugar no podría sobrevivir ni siquiera un liquen, o algo que se pudiera considerar vegetal, para romper la monotonía del lúgubre paisaje.

Prendió el detector de metales que llevaba adherido al traje espacial.

¿Para qué? –pensó-. Pero eran las órdenes que tenía.

Caminó cerca de una hora. De repente, para su sorpresa, el aparato comenzó a sonar.

Enfocó en la dirección que el instrumento indicaba y avanzó.

Cuando llevaba cuarenta minutos de marcha vio, allá a lo lejos, algo que brillaba reflejando la rojiza luz de la casi extinguida estrella que alumbraba ese sistema agonizante.

Al acercarse observó un gran rectángulo de metal retorcido con unos extraños signos grabados en su superficie.

¿Qué es esto? –pensó- ¿Cómo llegó aquí?

Resuelto a aclarar el misterio sacó el traductor universal que era una especie de computadora con visor.

La enfocó hacia la enigmática inscripción, y a los pocos segundos leyó:

¡Bienvenidos a la Tierra!

………………………………………………………………………………………………………………………………

LUIS RODRÍGUEZ.

 

 

 

 

 

Pastillas varias.

 

6b3bf586d438f21e8c0b1b98fa655f4a

Camila  miró hacia atrás, luego miró hacia delante y finalmente miró  la puerta.

Camila miró hacia atrás, luego hacia delante y finalmente observó la puerta.

El primero en rojo está algo exagerado, pero muchas veces repetimos una palabra dos o tres veces en pocos renglones.

Para eso hay sinónimos. La repetición da la sensación de que el escritor tiene poco vocabulario o cultura, además de sonar mal.

Otra cosa que a la mayoría de los lectores no le gusta es el “relleno” en los libros.

Si decimos: Cabrera tenía el saco arrugado y las mangas de la camisa sucias, nos hacemos idea de un personaje desprolijo.

En cambio si describimos: Cabrera traía un saco impecable y emanaba de él un delicioso aroma a perfume costoso; nos cambia radicalmente la visión del hombre.

Pero si le dedicamos una página o más a la descripción, ya sea de personas, paisajes, habitaciones o ropas; el lector se impacienta y pasa la página, o lo que es peor, se aburre y cierra el libro.

Lo mismo con los pensamientos de los personajes. Sus pensamientos deben ser breves.

Lo ideal es ir describiendo de a poco, para que no se note.

Por ejemplo: Paula estiró su larga figura para desperezarse.

Al hacerlo se acomodó el cerquillo rubio que caía sobre sus ojos y el anillo que llevaba con un gran diamante, se reflejó en la fuerte luz a través de su largo pelo.

En la acción vimos varios detalles de Paula, para conocerla un poco mejor.

En cuanto al argumento (reconozco que entrevero temas) es interesante que el personaje tenga un secreto que no sepa nadie.

Así el lector tiene la expectativa de cuándo se enterarán los demás. O puede ser al revés, que él  protagonista no sepa y otros sí.

También (y todo esto es opcional) es bueno que el que parezca culpable resulte inocente.

Y puede ser también que alguien que crean infiel, al final no lo sea.

En pocas palabras sorprender y no ir por los caminos que el lector supone.

Pero nunca decir al final que fue todo un sueño, ya que el que te lee quedará desfraudado y desilusionado.

Solo tienes palabras para construir un mundo y sus habitantes.

Úsalas bien.

………………………………………………………………………………………………………………

LUIS RODRÍGUEZ.

 

 

 

Desadjetivando

541ae576d8fb02323328b484a745589d

Esto forma parte de una anécdota.

En una clase de literatura el profesor pidió que escribiéramos de amor sin usar adjetivos, conociendo mi tendencia a usarlos abundantemente.

Aquí presento lo que salió:

……………………………………………………………………………………………………

Cuando se escribe de amor, surge casi inevitablemente la necesidad de calificarlo o adjetivarlo.

Todos queremos hacer saber del “tamaño”, categoría o forma de ese amor.

La técnica contable (me refiero a cuentos y no a cuentas), pide a gritos adornar las palabras con las brillantes joyas de los adjetivos.

Claro que, como todo en la vida, no hay que caer en los excesos.

Ni poco ni demasiado, decía Serrat.

De allí surgen estos versos con el mérito, no menor por cierto, de la sinceridad:

……………………………………………………………………….

Me pidieron un amor sin adjetivos.

Diseñar ese jardín sin flores.

Construir con incierta base amores

sin cimientos ni sentimientos vivos.

 

¿Como escribo? Tu amor es…corre censura.

La mordaza que atenaza mi pasión.

Aparece la negra inquisición,

Torquemada en toda su locura.

 

Primavera de alegría estoy soñando.

Otro intento y aquí voy por la revancha,

de querer mi corazón se ensancha.

Sin querer ¡otra vez adjetivando!

 

Conclusión, al sentir soy un ser vivo,

y al vivir califico sentimientos.

Ser feliz se construye con momentos

y el amor en si mismo es adjetivo.

……………………………………………………….

P.D.  Al final de la clase le pedí disculpas al profesor por

compararlo con el inquisidor Torquemada (claro que entre risas).

………………………………………………………………………………………………………

LUIS RODRÍGUEZ.


 

 

 

 

 

 

 

Destacado

Y OTRO MÁS…

51GWZrsBG-L._SY346_

KindleUnlimiEsp

UNA INVASIÓN A LA TIERRA MUY PARTICULAR.

TRATARÁN DE FRENAR LA ROTACIÓN , CAUSANDO DESASTRES NATURALES QUE CASI TERMINARÁN CON LA RAZA HUMANA.

 PERO UN ASTRÓNOMO VERÁ LA VERDAD.   AVENTURAS Y ACCIÓN PERMANENTES.

¿QUIÉNES SON LOS INVASORES? A SOLO TRES DÓLARES EN amazon luis nelson rodriguez custodio (EN OTROS PAÍSES PUEDE VARIAR LA DIRECCIÓN)