Aprende a escribir bien

Hoy hablaremos sobre el conflicto.

Éste es el motor, el eje y núcleo sobre el que debe girar toda la acción.

Se puede decir que sin conflicto no hay drama.

El conflicto produce la tensión que funcionará como motor de la trama.

Si el o los antagonistas (que pueden ser el clima, un virus, una enfermedad, el amor, el sexo, el trabajo, la muerte, etc) poseen la capacidad de vencer al protagonista, el lector quedará pegado a las páginas, preguntándose cómo terminará la historia.

Fíjate que por más poder que tengan los”héroes”, siempre encuentran oponentes poderosos.

Aumenta gradualmente la intensidad del conflicto, y que el final tome por sorpresa al lector, tratando de que no sea lo que él pretendía adivinar.

Y por último, aunque me salga del tema, nunca pienses que sabes todo.

De ser posible concurre a talleres de literatura, lee libros y consejos para escritores en libros o Internet.

No pases por alto artículos interesantes que te pueden enseñar algo.

Aprende y escucha consejos de los que saben.

El escritor siempre está descubriendo trucos nuevos durante toda su vida.

Si lo dudas dale una mirada a aquellos viejos textos que escribiste hace muchos años.

No tengo dudas de que tendrás que corregir muchas cosas que ahora sabes y antes se te habían pasado por alto.

Por hoy es todo.

Gracias por leer.

………………………….

LUIS RODRÍGUEZ

Pensamientos…

Incontables veces nos perdemos en la pasión de construir “mundos”.

Desde siempre la fantasía humana a poblado la Tierra de seres que nunca existieron.

Nosotros, tarde o temprano desaparecemos, pero los dejamos a ellos, que seguirán existiendo cuando ya nadie nos recuerde.

Son nuestros personajes, o si lo prefieren, nuestros hijos.

Seres con pasiones y sentimientos, que viven en el papel. Pero muchas veces alguien los “adopta” y existen en su mente.

¿Hay algo más parecido a la inmortalidad?

“…estas ansias me dicen

que llevo algo

divino aquí adentro…”

Y si lo sentimos así, vamos por buen camino.

………………………………

LUIS RODRÍGUEZ.

Pastillas de gerundios (2)

Uno de los lectores me pidió que aclarara cuándo se usa el gerundio.

Éste es la forma personal o impersonal de un verbo e indica que la acción está pasando.

Siempre termina en “ndo”.

Mentir = mintiendo.

Amar = amando.

Comer= comiendo.

Juan está tocando la guitarra.

En lugar de Juan toca la guitarra.

(Las dos están bien, pero la segunda es mas corta).

Mi mujer está durmiendo.

En lugar de mi mujer duerme.

NUNCA se usa para designar acciones que ocurrieron después de la acción de otro verbo.

Por eso está mal:

Eduardo CORRIÓ, SACANDO un revolver.

Correr y sacar son dos verbos, y por lo tanto no pueden ir juntos.

Lo correcto podría ser:

Eduardo CORRIÓ y al ver que lo seguían llevó su mano a la cintura SACANDO un revólver.

Como ven, no hizo las dos cosas a la vez, sino que corrió y luego de llevar la mano a la cintura sacó el revólver.

Hay varias formas de aplicar gerundios, pero siempre siguiendo esta regla.

Espero haber sido claro.

Muchas gracias.

……………………………………

Luis Rodríguez

Amar

Pastillas varias

¡Hola!

El signo de interrogación escrito entre paréntesis y al final indica duda:

La señora dijo que tenía treinta años (?)

El de exclamación, sorpresa.

No puedo creer que salió a esa hora (!)

¿Quizá o quizás?

No tengas dudas, la Academia autoriza las dos.

¿Carie o caries?

Significa destrucción de tejidos duros, y como son varios va siempre en plural, aunque sea una sola.

¿Por qué EE.UU, JJ.OO O FF.AA van con letras dobles?

Simple, para hacer notar que son en plural.

Por hoy es todo.

Muchas gracias.

…………………………

Luis Rodríguez.

Pastillas gerundio

Hoy vamos a hablar del gerundio de posterioridad, poco conocido por los nuevos escritores.

El gerundio es una forma verbal que expresa una acción simultánea o anterior al verbo principal.

Por ejemplo:

“Alargó la mano tomando el cuchillo”.

Aunque parezca correcto, no puede hacer las dos cosas a la vez, así que lo correcto sería:

“Alargó la mano y tomó el cuchillo”.

Ese “y” establece que no hizo las dos cosas a la vez.

Por si no quedó claro, aquí va otra:

“Tragó en forma brusca, atorándose y asfixiándose”.

Es claro que primero tuvo que comer, para después atorarse.

Por lo tanto lo correcto sería:

“Tragó en forma brusca y momentos después se desesperó al notar que le faltaba el aire”.

Nunca se debe relatar dos acciones distintas como si sucedieran al mismo tiempo.

Sin embargo ese error es muy común, y estropea el estilo de los escritores.

Muchas gracias.

………………………………