Perro triste

Esta es una poesía nacida en mi infancia, hace ya muchos años. Reformarla sería como matarla.

Un perro caminando por la calle/
/ vagabundo para siempre en soledad. /
¿Dónde vas?, ni tú mismo ya lo sabes. /
Pero siempre en soledad te quedarás. /
Ojos tristes, caminante solitario.
Que camina y anda sin cesar. /
No te cansas de comer los desperdicios/
mientras otros tienen comida y hogar. /
Pobre perro, solitario y despreciado, /
en tu alma la tristeza reina es. / Solo esperas que la muerte te libere/
y no tengas que sufrir ya nunca más
………………….
LUIS RODRÍGUEZ














Pastillas de escritura

Primero que nada, crear hábitos de escritura.

La práctica hace al maestro.

Acostumbrarse u obligarse a hacer un tiempo para escribir.

Pero tratar de contarlo bien, que se entienda.

Lo que se llama técnicamente elementos estructurales.

Y esa técnica hay que estudiarla en talleres o leyendo mucho.

Pensar bien cúal narrador es más apropiado. (Primera, segunda o tercera persona).

Crear personajes que sean lo más reales posible; con sus defectos, méritos y miedos.

Y finalmente repasar las veces que sea necesario lo escrito. Siempre se nos puede escapar algo.(Palabras repetidas, oraciones mal construidas, faltas de ortografía, etc.)

En resumen, si quieres escribir bien, tómate el trabajo y tiempo necesarios.

……………………………

LUIS RODRÍGUEZ